Fortalecemos la calidad y la excelencia académica en favor de la comunidad universitaria

A propósito del presente año que se encuentra en la recta final, me permito invitar a la reflexión sobre los diversos procesos de acreditación y reacreditación de programas académicos e institucionales de los que hemos sido parte como comunidad.

Antes del año 2017 eran contados los programas de licenciatura y posgrado que se habían sometido al escrutinio de organismos externos. Durante ese mismo año, la institución enfocó sus esfuerzos en ello y a cinco años, podemos hacer un análisis de los resultados.

Durante el 2022 se desarrollan 16 procesos de acreditación y reacreditación de programas y uno de la universidad en su conjunto. Dichos procesos se realizan a través de organismos como la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, FIMPES, el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior a.c., (COPAES), Los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES) y La Education Quality Accreditation Agency (EQUAA), todos ellos dedicados al aseguramiento de la calidad educativa de las instituciones de educación superior.

Todos y todas somos IBERO

La organización de este evento tan significativo para nuestra institución tiene como principal motivación favorecer la integración de la comunidad universitaria, a través de espacios de convivencia y de actividades lúdicas para el encuentro y reencuentro.

Vivir en comunidad es don y tarea; un don porque si al colectivo le va bien al individuo le va bien, y tarea porque importa la contribución de cada uno y cada una para conseguir el bien común. Por otra parte, el vocablo comunidad comparte la misma raíz que comunión y comunicación; además, queremos dedicar un día exclusivo para recordarnos que no somos mónadas, sino parte de un cuerpo vivo, conformado por distintos rostros e historias personales, con necesidad de comunicar nuestros deseos y sueños, y por qué no, también nuestras inquietudes ante la vida.